cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

La Historia de los negocios y la razón por qué empezar tu propio negocio nunca es gratis

Javier
Shopify Staff
Shopify Staff
393 39 54

Abrir una empresa puede ser un viaje apasionante. Te conviertes en tu propio jefe, puedes hacer lo que quieras y hacer crecer algo de acuerdo con tus propias reglas.

Proporcionar a comerciantes como usted una plataforma en línea que le permita tener éxito, es la razón por la que nuestro lema es "Hacer que el comercio sea mejor para todos".

Sin embargo, la realidad es que abrir un negocio en línea, parece mucho más fácil de lo que realmente es. Hay muchas barreras que los comerciantes, especialmente en América Latina tienen que lidiar con el entorno empresarial. Una de las cosas más importantes a tener en cuenta, es que abrir una empresa NUNCA es gratis; se necesita invertir dinero y tiempo para ganar dinero.

Si desea obtener más información sobre los costos específicos de administrar una tienda en línea con Shopify, le recomendaría leer mi publicación aquí. En esta publicación, analizaremos brevemente la historia de los negocios y realmente profundizaremos el por qué comenzar un negocio nunca es gratis.

Que es el emprendimiento

Aunque todavía hay un debate en curso, una de las definiciones más conocidas de emprendimiento dice que es el proceso de descubrimiento, exploración y explotación de oportunidades para introducir nuevos bienes y servicios, formas de organización, mercados, procesos y materias primas a través de esfuerzos de organización que previamente no habían existido (Venkataraman 1997; Shane y Venkataraman 2000; Eckhardt y Shane 2003).

La clave aquí, es que en el corazón del espíritu empresarial está, que el emprendedor (probablemente usted mismo) encuentre nuevos bienes y / o servicios para presentar a sus clientes potenciales.

Inicios del espíritu empresarial y el comercio / El espíritu empresarial y la revolución agrícola

Según Bebusinessed.com, hace 20.000 años aparecieron los primeros empresarios cuando el comercio entre humanos tuvo lugar en Nueva Guinea alrededor de 17.000 a. C. Fue durante este período, cuando los humanos intercambiaban obsidiana (un vidrio volcánico apreciado por su uso en herramientas de caza) por otros bienes necesarios, como herramientas, pieles y comida.

Este tipo de actividad empresarial inicial continuó durante miles de años, ya que las tribus de cazadores-recolectores de todo el mundo intercambiaban bienes de diferentes partes de sus respectivas regiones para mejorar la suerte de su tribu.

Emprendimiento, dinero y expansión de rutas comerciales

El primer gran cambio en el espíritu empresarial tuvo lugar durante la Revolución Agrícola, que ocurrió hace unos 12.000 años cuando los humanos comenzaron a domesticar plantas y animales.

Esto llevó a que los pueblos y ciudades, se desarrollaran cerca de tierras fértiles. Como resultado, se permitió que las personas se especializaran en sus tareas, ya que era más eficiente dejar que un número menor de agricultores se encargaran de la producción de alimentos mientras que el resto de la población se concentraba en otras tareas.

Con el tiempo, estos especialistas mejoraron cada vez más en sus áreas únicas de especialización. El ritmo de la innovación se aceleró y los pueblos y ciudades crecieron hasta incluir a miles de personas.

Los emprendedores estaban constantemente a la vanguardia de la innovación. Si era necesario resolver un problema, estos primeros empresarios reconocieron que podrían beneficiarse resolviendo ese problema.

Comercio, dinero y el nuevo mundo

A medida que surgieron ciudades en todo el mundo después de la revolución agrícola y en el surgimiento y caída de imperios como Alejandro Magno, el Imperio chino Han, el Imperio Romano y el Imperio Persa, el espíritu empresarial dio un giro importante. Los empresarios todavía se estaban especializando en todas las áreas enumeradas anteriormente (cerámica, carpintería, fabricación de herramientas, etc.). Pero empezaron a darse cuenta de que se podían obtener beneficios mediante el comercio entre ciudades y culturas.

Esto fue posible gracias a la invención del dinero. Debido a esto, el comercio a larga distancia se hizo más fácil, las sociedades ahora tenían un medio de intercambio que podían llevar consigo a cualquier parte y los empresarios tenían algo en lo que podían almacenar valor.

Los empresarios también pudieron comprar bienes en el extranjero, convertir esos bienes en productos terminados y luego vender esos bienes para obtener ganancias a una escala más amplia que nunca.

El "descubrimiento" de Colón del Nuevo Mundo en 1492 cambiaría permanentemente el espíritu empresarial. Los ideales mercantilistas combinados con un vasto Nuevo Mundo por descubrir hicieron de los primeros exploradores algunos de los empresarios más ricos.

Durante este período, estos exploradores (también conocidos como empresarios) reunirían capital, tomarían riesgos y estimularán el crecimiento económico (como la fiebre del oro y la plata en los Virreinatos de Perú y Río de la Plata).

Otro avance clave en el espíritu empresarial durante este período fueron los avances contables de Luca Pacioli. Pacioli creó principios estandarizados para realizar un seguimiento de las cuentas de una empresa. Estos principios se utilizarían más tarde para convertirse en lo que hoy conocemos como contabilidad y teneduría de libros.

La era industrial y su influencia en el espíritu empresarial

A partir del siglo XVIII, la Revolución Industrial influyó en cambios más profundos en la historia del espíritu empresarial con la producción a pequeña escala en pueblos pequeños que se trasladó a la producción a gran escala en las grandes ciudades.

Dos cosas que impulsaron este cambio fundamental en el espíritu empresarial fueron la disponibilidad de producción de energía y la disponibilidad de mano de obra.

Con tecnologías como la electricidad, el vapor, el motor de combustión interna, la locomotora, el automóvil y el petróleo, los empresarios tenían los medios para construir fábricas a gran escala y emplear una gran cantidad de mano de obra barata que estaba fácilmente disponible en las grandes ciudades.

Migración y emprendimiento en España y América Latina poscolonial

Por esta época, España y sus antiguas colonias en América del Norte, Central y del Sur también estaban experimentando cambios que impulsarían el crecimiento del espíritu empresarial.

En España, fueron constantes migraciones del campo a las ciudades que estaban experimentando un alto crecimiento como consecuencia de la industrialización y el cambio. Incluso con los constantes conflictos internos, la gente inundaba ciudades como Madrid, Barcelona, ​​Valencia, Bilbao y Sevilla a medida que creaban fábricas y España se industrializaba.

Famosos empresarios latinoamericanos y españoles como: Carlos Slim, Joseph Safra, Iris Fontbona, German Larrea e Isaac Muga. Encontraron el éxito al hacer crecer sus negocios a través de la innovación y al brindar soluciones a los problemas o al proporcionar algo que los clientes querían.

Nada es gratis o ‘No existe nada como un almuerzo gratis’

"No existe nada como el almuerzo gratis" (TANSTAAFL) es una expresión que describe el costo de la toma de decisiones y el consumo. La expresión transmite la idea de que las cosas que parecen gratis, siempre tienen algún costo pagado por alguien, o que nada en la vida es realmente gratis.

El almuerzo gratis, en este caso, se refiere a una situación en la que no hay ningún costo en el que incurre la persona que recibe los bienes o servicios que se brindan. Sin embargo, los economistas señalan que incluso si algo fuera realmente gratis, hay un costo de oportunidad en no tomar alguna cosa.

Comprender este concepto es fundamental al elegir abrir y administrar su propio negocio porque hay un precio para todo.

Las ofertas como una prueba gratuita o una muestra gratis son un costo que una empresa a veces estará dispuesta a pagar para ayudar a promocionar su producto o servicio con la esperanza de que el cliente lo encuentre lo suficientemente adecuado como para querer comprarlo o usarlo.

El período de prueba de Shopify y cómo aprovecharlo al máximo para estar listo para el éxito

Shopify proporciona una plataforma increíble para que nuestros comerciantes puedan crear sus propias tiendas en línea y promocionar su marca, productos y servicios con un dominio en línea que será de su pertenencia permanentemente. 

Similar a la relación entre un administrador de propiedad comercial en un centro comercial, por ejemplo, y un inquilino. Shopify se encargará de la infraestructura en línea para garantizar su éxito, sin embargo, todos y cada uno de los comerciantes en nuestra plataforma son responsables de la creación y administración de sus negocios para que tengan éxito. Esto incluye hacerse cargo de los costos para configurar y comenzar el negocio.

Los modelos comerciales como Dropshipping e Impresión bajo demanda, requieren que compre artículos para cumplir con sus pedidos antes de poder ver las ganancias, y eso es antes de los impuestos contables y los gastos generales.

La oferta de un período de prueba está destinada para que experimentes si la infraestructura y las funciones que ofrece Shopify tienen sentido para tu negocio y tus necesidades, esto con el fin de proveer la experiencia que tu nicho de clientes necesitará. Así como también, esto no es garantía de que obtendrá ganancias instantáneas ni de que su negocio tendrá éxito de inmediato.

La verdad del asunto, es que necesitas dinero para ganar dinero. Sin embargo, hay pasos que puede tomar para asegurarse de que sus ideas comerciales sean realistas, asequibles y alcanzables para que realmente pueda convertirse en el emprendedor independiente que siempre quiso ser.

Para poder hacer un uso adecuado del período de prueba, aquí hay algunas cosas que le recomendamos que haga antes de registrarse en Shopify es:

Conclusión

Hoy en día, los empresarios son el elemento vital de las economías de todo el mundo. La economía global, combinada con la infraestructura y las comunicaciones modernas, ha introducido una nueva era de competencia en el mundo del espíritu empresarial. Ya no compite con empresarios de su tribu, pueblo, aldea o ciudad: está compitiendo con empresarios de todo el mundo.

Javier | Social Care @ Shopify 
 - ¿Te resultó útil mi respuesta? Dale Me gusta para hacérmelo saber 
 - ¿Resolvimos tu pregunta? Dale a Aceptar como solución
 - Para saber más visita el Centro de ayuda de Shopify o nuestro Blog de Shopify

0 Me gusta